214(b)

Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad

En 2018 y 2019, más de 5 millones de solicitudes de visa de no inmigrantes fueron denegadas bajo la Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad. La ley estadounidense impone a los solicitantes no inmigrantes (excepto para H-1B y L1s) la carga de demostrar que no pretenden ser inmigrantes. Adicionalmente, la Sección 214(b) requiere que el solicitante sea apto para calificar a la visa y que, una vez llegue a Estados Unidos actuara de acuerdo con los términos que establece dicha sección. Los solicitantes no inmigrantes de la visa (B) deben demostrar que no tienen intención de renunciar a su residencia extranjera y que están visitando temporalmente por negocios o por place a los Estados Unidos. Las solicitudes de visa para estudiante (F) tienen una imposición adicional de demostrar que tienen las cualificaciones para completar todo un curso y, también, la intención de retornar a su país de origen una vez termine sus estudios. Los solicitantes de una visa de trabajo deben demostrar que tienen las cualificaciones para aplicar a dicha visa. No límite de tiempo o un estatuto de limitaciones para poder invocar la Sección 214(b). Por ejemplo, hemos visto casos donde el cónsul invocó la Sección 214(b) debido al prolongado tiempo que pasó el solicitante en Estados Unidos y, también, por la sospecha de violación laboral ilegal hace más de 10 años.

Una herramienta muy común utilizada por los agentes consulares es la revocatoria de la visa. Cada año decenas de miles de personas les han revocado la visa porque “llegó nueva información después de haber otorgado o aprobado la visa”. De acuerdo con el cónsul, esta “nueva información” pone en duda si la persona todavía está calificada para el visado y, por lo tanto, esta sujeta a la Sección 214(b) y otras disposiciones de inelegibilidad.

Los rechazos a las solicitudes de visa de no inmigrante son entregados en cartas estandarizadas que indican que la razón por la que se les negó es porque carecen de fuertes vínculos con su país de origen o no cumplen con los estándares necesarios para la obtención de la visa. De hecho, las razones reales de la negación varían mucho. Como suele ocurrir, la razón real puede no ser una razón legitima y valida. En transcurso de muchos años, hemos completado una lista de razones reales usadas por los agentes consulares para denegar la solicitud de la visa bajo la Sección 214(b). Los más populares son:

  1. Vínculos limitados con su país de origen. Estas son personas jóvenes, desempleados o bajo salario o tienen un trabajo nuevo; no tienen hijos, no están casados, viven en zonas rurales; y/o no tienen propiedades o activos.
  2. Problemas en la entrevista. La importancia de la entrevista no puede ser subestimada. La forma como se comporta el solicitante, su honestidad respondiendo las preguntas, como este vestido, reacciones, expresiones faciales, contacto visual, duda respondiendo las preguntas, discrepancias en las respuesta y la información contenida en los formularios; nerviosismo — todo entra a ser considerado para sopesar las intenciones, la credibilidad y la elegibilidad para emitir la visa.
  3. Comprensión consular inexacta sobre hechos o leyes. Los errores consulares en las revisiones en la solicitud de visa son múltiples. Los agentes tienen tiempo y recursos limitados, pueden ser deficiencias en el idioma local y no están adecuadamente entrenados en áreas complicadas de la ley. La verificación sobre la empresa del solicitante puedo haber sido deficiente. Por ejemplo, un investigador consular pudo haber ido a la dirección incorrecta, o concluir que la empresa fue liquidada cuando en realidad aun esta en funcionamiento.
  4. No cumplir con los criterios para la emisión de una visa de trabajo (por ejemplo, E-2, H-1B, L-1 y O-1). Los requisitos para las visas temporales de trabajo son técnicos. El desconocimiento del solicitante sobre esos requisitos puede conducir a una denegación. Si bien se supone que la aprobación de las solicitudes USCIS relacionadas con trabajo H, L y O deben ser diferidas por un agente consular en ausencia de fraude o información nueva y material, los funcionarios consulares a menudo se consideran en una “mejor posición” para evaluar las credenciales del solicitante. Un solicitante cineasta O-1 que no tiene las credenciales de “Steven Spielberg” o un empresario L-1 que “solo” tiene 20 empleados puede terminar con la recomendación del cónsul a USCIS para revocar la aprobación de su solicitud. Un solicitante E-2 que pasó un tiempo significativo en los Estados Unidos sentando las bases para un futuro negocio puede ser acusado de empelo ilegal y denegada según la Sección 214(b).
  5. Encajar en un perfil de “permanecer demasiado tiempo” o ser de un país en el que muchos titulares de visa no regresan a casa.
    Si el perfil solicitante encaja en los estudios de validación que han demostrado que tiende a permanecer demasiado tiempo una vez otorgada la visa, es probable que la solicitud se denegada. Por ejemplo, anteriormente los rusos compraban tiempos compartidos en los Estados Unidos y utilizaban esto como pretexto para visitar el país. Cuando varias personas no regresaron a Rusia, la Embajada tomó medidas drásticas contra tales solicitantes, tanto con los legítimos compradores de tiempos compartidos como para los que no compraban, pagando el precio bajo la denegación de la Sección 214(b). El gobierno estadounidense ahora rastrea el porcentaje de titulares de visas que se quedan más tiempo de lo permitido por sus visas, su país de origen y, también, si pidieron asilo. Si surge un patrón de estadías prolongadas o solicitantes de asilo de ciertos países, los agentes consulares negarán más y más esas solicitudes de visa de esos países bajo la Sección 214(b).
  6. Situación económica y política general del país de origen. Si un país es pobre, atormentado por el descontento civil o experimenta una situación política muy inestable, el número y porcentaje de denegaciones de la Sección 214(b) a esos ciudadanos/residentes serán muy alto.
  7. Numerosos visitantes de largo plazo en EE.UU., incluso si el I-94 autoriza estatus de estadía/extensión mientras se encuentra en el país. Un agente consular podría creer que:
    • El solicitante ya no reside en su país de origen;
    • Puede estar trabajando en un empleo no autorizado en los Estados Unidos;
    • Y/o no tener el estado de visa apropiado.
  8. Es usual el caso en el que el solicitante indica un breve plan de visita a los Estados Unidos en la aplicación inicial. Al quedarse un tiempo prolongado e indicado un plan corto de visita en la siguiente solicitud, el problema se convierte más un tema de credibilidad que de los factores mencionados anteriormente. Este problema aumenta frecuentemente para los abuelos y abuelas que pasan un tiempo considerable en los Estados Unidos ayudando con un nieto recién nació y les son negadas la visas por pasar tanto tiempo en Estados Unidos, según la opinión de los cónsules.
  9. Indicar una visita prolongada en la solicitud. Una situación de Catch-22 surge cuando un solicitante indica una visita prolongada prevista en la solicitud inicial. En la situación anterior, el solicitante recibió la visa inicial no siendo sincero y luego pagó el precio; a la inversa, indicar la verdad en la solicitud inicial puede dar lugar a una denegación de la Sección 214(b).
  10. Cambio de estatus estando en EE.UU. Sin la aprobación del USCIS para cambiar su estatus, una persona que regresa a su país de origen para solicitar una nueva visa después de haber cambiado su estatus en EE.UU., a menudo le niegan esa nueva solicitud de visa. Un agente consular puede sentirse engañado de que la verdadera intención del solicitante en el momento de la primera solicitud era cambiar de estatus. Por ejemplo, el solicitante declaró que planeaba visitar los Estados Unidos con fines turísticos y luego, al llegar, cambiar su estatus a H-1B.
  11. Problemas específicamente de estudiantes. Los agentes consulares niegan las visas estudiantiles normalmente por las siguientes razones:
    • Inscripción fuera de tiempo en una comunidad universitaria o una universidad “sin marca”;
    • Falta de vínculos económicos similares a los de los adultos con su país de origen;
    • Inscripción en cursos que no son de su carrera (por ejemplo, un escritor que se inscribe en un programa de gestión empresarial);
    • Inscripción en un programa con poca practica en el país de origen;
    • Solicitudes de estudiantes mayores (mayores de 30 años);
    • Un historial deficiente mientras se encuentra en los Estados Unidos (por ejemplo, calificación bajas o asistencia deficiente con una visa F-1 inicial);
    • Progreso inadecuado en el idioma inglés mientras se encuentra en los Estados Unidos en un programa de trabajo y viaje.
  12. Situación de “rehenes”. Un miembro de la familia puede ser negado si viaja con el resto de la familia. Por ejemplo, a un estudiante Universitario que solicitó junto con sus padres una visa K-1 para asistir a la boda de su hermana en los Estados Unidos y le fue negada -“retenido como rehén” en su país de origen — mientras que a sus padres sí les fue otorgada la visa.
  13. Otros familiares que emigraron anteriormente. Esta categoría de solicitantes con familiares en los Estados Unidos, puede ser rechazada por par de razones:
    • l hecho de que una persona tenga un pariente cercano en los Estados Unidos puede ser una consideración negativa, ya que sería mas fácil para el solicitante establecerse en los Estados Unidos;
    • Si el pariente en los Estados Unidos obtuvo el estatus de una manera objetable para un agente consular (por ejemplo, B al asilo), el cónsul puede encontrar al solicitante menos confiable o simplemente castigar al solicitante por la transgresión percibida por el pariente en los Estados Unidos.
  14. Los agentes consulares a menudo preguntan en qué estado llegó el familiar a los Estados Unidos y como legalizaron su estatus. Incluso una situación benigna en la que un individuo con una visa J-1, trabajo de verano, se enamora y planea casarse con un ciudadano estadounidense puede conllevar a la denegación de la visa a sus padres para que puedan asistir a la boda. Tampoco parece haber un “estatuto de limitaciones” en esta línea de investigación: una persona con una tarjeta verde durante varios años aún puede ser el blanco de la ira consular y el solicitante debe sufrir las consecuencias.
  15. Petición/solicitud de inmigrante pendiente o previamente denegada. El registro de visa de inmigrante generalmente como una “obviedad” por los agentes consulares: el registro para inmigrar equivale a una intención de inmigrar.
  16. Envío de una entrada DV de lotería. Si bien la mayoría de los funcionarios consulares no le dan importancia a la mera presentación de una entrada en la lotería, hay algunos que sí lo hace. Por supuesto, si una es seleccionada como “ganadora” de la Lotería y presenta una solicitud de visa de inmigrante, entonces se considerará que ha mostrado intención de inmigrante y ha obtenido una visa de no inmigrante durante la tramitación del proceso de inmigración o después de una visa de inmigrante, lo que constituye un problema.
  17. Solicitante sospechoso de fraude. Un agente consular puede tener una fuerte sospecha de que un documento (referencia de trabajo, extracto bancario) presentado es fraudulento, pero no tiene el tiempo ni los recursos para investigar. Es mas fácil simplemente denegar la solicitud bajo la Sección 214(b) que perseguir un hallazgo 212(a)(6)(C))(i).
  18. Falta de viajes a Europa. En algunos consulados, tener una visa del Reino Unido o Schengern puede considerarse un requisito previo para “graduarse” con una visa estadounidense. Dichos viajes a Europa pueden reflejan la disponibilidad de ingresos discrecionales; un regreso al país de origen después de tener la oportunidad de permanecer en un país europeo puede evidenciar vínculos con el país de origen. Es posible que viajar a complejos turísticos de playa como Tailandia o Chipre no aborde esta segunda preocupación porque es menos probables que una persona viva y trabaje en ese país de balneario.
  19. Negación anterior/falta de cambio de las circunstancias que llevaron a la anterior negación. Los funcionarios consulares a menudo ceden, reflexivamente, a una negación anterior, citando la falta de cambios en las circunstancias. Obviamente, también puede haber consideraciones personales o políticas. Esto puede ocurrir incluso si un solicitante vuelve a presentar la petición pocos días después de la negación original, presentando nueva evidencia. “¿Qué ha cambiado desde su última solicitud?” es una pregunta común. Un mito generalizado entre los solicitantes es que, si cambian el propósito de su viaje, en lugar de visitar Disneylandia, deciden inscribirse en un programa de ESL, aumentarán sus posibilidades de obtener la visa. Al hacerlo, por supuesto, están cavando mas profundamente su propia “tumba” para obtener la visa al mostrar desesperación, lo que puede reflejar su habilidad para obtener visa en los próximos años.
  20. Solicitud en un puesto no domiciliario /nueva solicitud en un nuevo puesto después de haber sido rechazada en un consulado diferente (“Post-compra”). Una solicitud en un puesto fuera de casa puede despertar sospechas de que el solicitante ha intentado eludir el puesto en casa. Por ejemplo, el puesto de origen puede tener mala reputación entre los solicitantes de visado, y un puesto de un tercer país pude considerarse más susceptible de revisión favorable. El solicitante que participa en la “compra posterior” puede intentar una solicitud en el puesto “favorable”, solo para que ésta se denegada formalmente con una remisión a su puesto de origen. Del mismo modo, una solicitud en un consulado diferente, después de una denegación, está probablemente condenada al fracaso.
  21. Culpabilidad por asociación. Un agente consular puede negar a cada individuo que hagan parte de un grupo, debido a su comportamiento de uno o dos personas. Por ejemplo, si los organizadores incluyen subrepticiamente la solicitud de una persona no relacionada en la presentación del equipo de beisbol, y el oficial se da cuenta de esto, todos los miembros del equipo de beisbol y su grupo pueden ser rechazados.
  22. Finanzas inadecuadas para apoyar el propósito del viaje. Si el propósito del viaje es médico, entonces el solicitante debe tener los medios económicos para pagar las facturas, ya sea personalmente o con el apoyo de un patrocinador. Un solicitante que necesita tratamiento médico y abre una cuenta bancaria inmediatamente antes de presentar su solicitud de visa y coloca fondo en la cuenta puede despertar sospechas de que los fondos no son suyos. De manera similar, una declaración jurada de apoyo de una persona que no sea un familiar presentada como parte de la solicitud de visa de estudiante, puede genera un hallazgo 214(b) porque el cónsul puede cuestionar la intención del patrocinador.
  23. Cónyuges/hijos del solicitante F-1. No es raro que se les niegue a los cónyuges e hijos cuando 214(b) es un problema, como los cónyuge e hijos del estudiante que se encuentra en los Estados Unidos.
  24. Intento de visitar a los Estados Unidos para dar luz en estatus B. El atractivo para los extranjeros es obvio: asegurar la ciudadanía estadounidense para su hijo que esta por nacer. Si bien esta actividad no esta específicamente prohibida por las regulaciones, la gran mayoría de los cónsules no emitirán una visa a una mujer embarazada.
  25. La solicitante dio a luz anteriormente en los Estados Unidos con una visa B. Este problema tiene varias mutaciones basadas en hechos:
    • En el momento de la solicitud inicial para la visa B, la solicitante estaba embarazada;
    • En el momento de la solicitud inicial para una visa B, la solicitante no estaba embarazada;
    • El solicitante no pagó los recibos del hospital asociadas con el nacimiento.
  26. Si en el momento de la solicitud inicial la peticionaria no estaba embarazada y durante el transcurso de la validez de la visa dio a luz en los Estados Unidos, es menos probable que esto se considera un factor negativo al revisar la solicitud. Si la solicitante estaba embarazada en el momento de la solicitud inicial y no fue honesta al revelar el motivo de su viaje a los Estados Unidos, esto se puede imputar a la solicitante posteriormente como una forma de denegación 214(b). Esto es particularmente cierto si la solicitante no pagó los recibos del hospital. En un caso, fue solo después de 15 años y ocho rechazos 214(b), además, una donación al hospital que dio al hospital donde dio a luz al bebe, que el solicitante pudo obtener una visa. Los hallazgos de tergiversación material y la imposición de una prohibición permanente son bastante frecuentes en esta área.
  27. Investigación de apariencia sospechosa. Invitar a una persona con poca o ninguna conexión con el solicitante puede despertar sospechas sobre la legitimidad del viaje. Las invitaciones en un idioma muy general o un inglés deficiente también pueden desencadenar un resultado 214(b). Invitar a fiestas o invitaciones certificadas como “lista negra” por un notario también conducirá a un hallazgo 214(b)o 212(a)(6)(C))(i). El conocimiento de una carta de apoyo falsa, por ejemplo, se imputará al solicitante y, por lo general, dará lugar a una decisión 212(a)(6)(C))(i).
  28. Viaje de familiarización para ver a su pareja. Las invitaciones de los estadounidenses a sus intereses románticos a menudo conducen a negaciones. No parece haber consideración por la etapa de la relación, si la pareja se conoció la semana pasada a través de internet o si se conocen desde hace años y se han visto en el país de origen del solicitante o en terceros países. Por lo general, se presta poca atención a los vínculos del solicitante. Parece haber una suposición de que la solicitante hará cualquier cosa para salir de su país de origen; que la estadounidense es su “boleto de salida”; y que las partes se casaran a su llegada a los Estados Unidos.
  29. No cumplir con los requisitos específicos de la solicitud. Algunas solicitudes pueden requerir documentos originales, como extractos bancarios, declaraciones de impuestos selladas por la inspección fiscal o pasaportes internacionales. Algunos de los requisitos pueden parecer hiper-tecnicos o irrelevantes, pero a menudo son provocados por altas tasas de fraude. Por lo tanto, el incumplimiento de los requisitos puede conducir a una negación.
  30. Cartas de “pluma de veneno”. Estas cartas son de amantes abandonados, competidores comerciales, excónyuges u otros malvados. Envían las cartas a las embajadas con la esperanza de garantizar la denegación o revocación de una visa y cortar el acceso de su contrario a los Estados Unidos. A menudo, los funcionarios consulares tomaran estas cartas al pie de la letra, sin verificar el contenido o las motivaciones del remitente, y negaran la visa.
  31. Crisis económica y/o política en el país de origen. Si el solicitante vive en un país donde se produce una recesión económica, una depresión o una crisis política repentina y grave, es mucho mas probable que los funcionarios consulares invoquen 214(b).
  32. Deterioro de las relaciones políticas del país de origen con Estados Unidos. Si el solicitante vive en un país donde la relación política con los Estados Unidos se ha deteriorado y el solicitante esta directa o indirectamente (miembros de la familia, socios comerciales) asociados con el gobierno en el poder, los cónsules pueden tratar de negar las visas a estas personas bajo la Sección 214(b).
  33. Propiedad de bienes raíces en Estados Unidos. Aquellos que poseen bienes raíces en los Estados Unidos pueden verse como un mayor riesgo para permanecer en los Estados Unidos.
  34. Participantes por segunda vez en el programa de trabajo de verano. Pueden tener dificultes para obtener una visa para visitar a amigos porque se percibe que ya han establecido vínculos con los Estados Unidos.
  35. Contrato previo con la policía. Una persona con un historial de arresto que no alcanza el nivel 212(a)(2)(A) (por ejemplo, una condena por un robo en una tienda y dos arrestos por robo en una tienda) puede considerarse un peligro para participar en un comportamiento delictivo en los Estados Unidos.
  36. Solicitudes pendientes de inmigrantes para otro país. Si una persona esta en proceso de inmigrar a otro país occidental, por ejemplo, Canadá, y solicita una visa de visitante, se puede considerar que corre riesgo de permanecer en los Estados Unidos.

La flexibilidad de la Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad es verdaderamente un fenómeno único en dicha ley. Como señaló, muchas de estas razones no son válidas y, de hecho, están específicamente prohibidas por las regulaciones del Departamento de Estado. Por lo tanto, es necesario comprender el fundamento del agente consular para la denegación para poder impugnarlo. No hacerlo, el silencio se considera estad de acuerdo con la decisión.

Como puede verse, cada negación depende específicamente de las circunstancias de cada persona. Comuníquese con nosotros para discutir su situación.