214(b)

Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad

En el 2015 y el 2016, se denegaron más de 5 millones de solicitudes de visas de no inmigrantes en virtud de la Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad. La legislación de los Estados Unidos le impone la carga de la prueba a los solicitantes de visa de no inmigrante (excepto H-1BL-1s) para demostrar que no son posibles inmigrantes. Los solicitantes de visa de visitante no inmigrante (B) deben demostrar que tienen una residencia extranjera que no tienen intención de abandonar y que están de visita temporalmente en los Estados Unidos por negocios o por placer. Los solicitantes de visa de estudiante (F) tienen la carga adicional de demostrar que tienen las calificaciones necesarias para seguir un curso completo de estudio y la intención de regresar a su país de origen después de la finalización de sus estudios.

Los solicitantes denegados visas de no inmigrante reciben cartas de rechazo con texto estándar que indican que la razón por la que se les negó es porque carecen de fuertes lazos con sus países de origen y no cumplen con las normas para la expedición de la visa. De hecho, las razones reales de la negación varían mucho. Como suele ser el caso, la razón real puede no ser una razón legítima y válida. A lo largo de muchos años, hemos recopilado una lista de razones reales utilizadas por los funcionarios consulares para negar a los solicitantes bajo la Sección 214(b). Las más populares son:

  1. Lazos limitados con el país de origen. Se trata de personas que son jóvenes, desempleadas o tienen un trabajo nuevo o mal remunerado; No tienen hijos; No están casados; Viven en zonas rurales; Y / o no poseen bienes o activos.
  2. Problemas de la entrevista. La importancia de la entrevista no puede ser subestimada. Cómo se comporta el solicitante; Su sinceridad al responder a las preguntas; Cómo está vestido; Reacciones; expresiones faciales; contacto visual; Vacilación al responder a las preguntas; Discrepancias entre las respuestas a preguntas y los datos contenidos en el formulario de solicitud; nerviosismo — todo esto entra al evaluar las intenciones, credibilidad y elegibilidad del solicitante para una visa.
  3. Falta de comprensión de los hechos o de la ley por parte del personal consular. Los errores consulares en la revisión de las solicitudes de visa son múltiples. Los oficiales tienen tiempo y recursos limitados; a menudo no dominan el idioma local; Y están capacitados de manera inadecuada en un área muy complicada de la ley.
  4. Encajar en el perfil del que rebasa su estadía permitida. Si el solicitante coincide con el perfil que los estudios de validación han demostrado que pertenece a las personas que exceden la estancia autorizada en sus visados, es probable que se niegue al solicitante. Por ejemplo, durante los últimos años de la década de los 90, los rusos compraron tiempos compartidos en los Estados Unidos y los usaron como pretexto para visitar los Estados Unidos. Cuando varios individuos no regresaron a Rusia, la Embajada tomó medidas drásticas contra tales solicitantes y los propietarios de tiempos compartidos, tanto legítimos como no tan legítimos, pagaron el precio con una denegación por virtud de 214(b).
  5. Numerosas visitas a largo plazo a los Estados Unidos / extensión de estatus en los Estados Unidos. Un funcionario consular puede creer que:
    • el solicitante ya no reside en su país de origen;
    • puede estar trabajando sin autorización en los Estados Unidos;
    • y / o que no tiene la calidad migratoria apropiada para su visa.
    Suele ser el caso cuando el solicitante indicó que planeaba una breve visita a los Estados Unidos en la solicitud inicial. Al quedarse por un período de tiempo prolongado para posteriormente indicar que se planea una visita corta en la solicitud subsiguiente, la cuestión se convierte en una de credibilidad más que de los otros factores antes mencionados. Este problema se presenta con frecuencia para las abuelas y los abuelos que pasaron mucho tiempo en los EE. UU. visitando y ayudando con algún nieto recién nacido y se les niega la visa porque se quedaron demasiado tiempo en los EE. UU. en la opinión del funcionario consular.
  6. Indicar una visita prolongada en la solicitud. Un dilema sin salida surge cuando un solicitante indica en la solicitud inicial que su intención es realizar una visita prolongada. En la situación anterior, el solicitante recibió la visa inicial por no ser veraz para luego pagar el precio; Por el contrario, indicar la verdad en la solicitud inicial puede provocar una denegación 214(b).
  7. Cambio de calidad migratoria en los Estados Unidos. A pesar de la aprobación de USCIS de un cambio de calidad migratoria, a menudo se le niega la visa a una persona que regresa a su país de origen para recibir una nueva visa después de cambiar su calidad migratoria. Un funcionario consular puede sentirse engañado, que la verdadera intención del solicitante en el momento de la primera solicitud era cambiar de calidad migratoria. Por ejemplo, el solicitante declaró que planeaba visitar los Estados Unidos para fines turísticos y, a su llegada, cambió su calidad migratoria a H-1B.
  8. Problemas específicos de los estudiantes. Los oficiales consulares a menudo niegan a los estudiantes por razones de
    • que planean inscribirse en un colegio comunitario o en una universidad “sin marca”;
    • que les faltan los vínculos económicos con su país de origen que típicamente tiene todo adulto;
    • que se han inscrito en cursos que no son percibidos como para mejorar su carrera (por ejemplo, un escritor que se inscribe en un programa de administración de negocios);
    • que se han inscrito en un programa de estudios de poca utilidad en el país de origen;
    • que son solicitudes de parte de estudiantes ya mayores (mayores de 30 años);
    • y lo que se percibe como un mal historial mientras está en los Estados (por ejemplo, malas calificaciones o falta de asistencia a clases en una visa F-1 inicial;
    • que falta avance en el aprendizaje del idioma inglés mientras se encuentra en los EE. UU. para un programa de trabajo y viaje de verano).
  9. Situación de “rehenes”. Un miembro de la familia puede ser rechazado si viaja junto con el resto de la familia. Por ejemplo, a un estudiante universitario que hizo solicitud junto con sus padres para asistir a la boda de su hermana con calidad migratoria K-1 en los Estados Unidos le fue negada la visa — “retenido como rehén” en su país de origen — mientras sus padres recibieron visas.
  10. Otros parientes que previamente emigraron. Esta categoría de solicitantes con parientes en los Estados Unidos puede ser denegada por un par de razones:
    • el hecho de que un individuo tenga un pariente cercano en los Estados Unidos puede ser una consideración negativa porque sería más fácil para el solicitante establecerse en los EE. UU.;
    • si el familiar en los EE. UU. obtuvo la calidad migratoria de manera objetable para un funcionario consular (por ejemplo, de B al asilo), el funcionario puede encontrar al solicitante menos confiable o simplemente castigar al solicitante por lo que percibe como una transgresión por parte del familiar en los EE. UU.
    Los funcionarios consulares preguntan a menudo en qué calidad migratoria llegó el familiar a los Estados Unidos y se legalizó. Incluso una situación inofensiva como es la de un individuo con una visa de Trabajo y Viaje de Verano J que conoce, se enamora y planea casarse con un ciudadano americano puede llevar a una negación de visa para los padres que desean asistir a la boda. También no parece haber un “plazo de prescripción” en esta línea de investigación: una persona que ha tenido una tarjeta verde durante varios años todavía puede ser el objeto de la ira consular y el solicitante se queda a sufrir las consecuencias.
  11. Petición / solicitud de inmigrante pendiente o previamente denegada. El registro de visas de inmigrante por lo general está tratado como “algo obvio” por los funcionarios consulares: el registro para inmigrar equivale a una intención de inmigrar.
  12. Participar en la Lotería DV. Si bien la mayoría de los funcionarios consulares no le dan importancia al hecho de inscribirse en la Lotería, hay algunos que sí lo hacen. Por ejemplo, la Embajada en el sitio web de Ucrania dice: “Aunque la participación en la lotería DV no descalifica al solicitante para una visa turística o de cualquier otra clase, sí indica un deseo de emigrar a los EE.UU., que es un factor de evaluación de los vínculos con Ucrania." Por supuesto, si un extranjero sale seleccionado como “ganador” de la Lotería y presenta una solicitud de visa de inmigrante, entonces se considerará que ha demostrado intención de inmigrar y será problemático obtener una VNI durante la pendencia del proceso de inmigrante o después de la negación de VI.
  13. Se sospecha al solicitante de fraude. Un funcionario consular puede tener una fuerte sospecha de que algún documento (referencia laboral, estado de cuenta bancario) presentado sea fraudulento, pero no tiene ni tiempo ni recursos para investigarlo. Es más fácil negar la solicitud bajo 214(b) que buscar una conclusión de 212 (a) (6) (c).
  14. Falta de viajes a Europa. En algunos consulados, tener una visa del Reino Unido o Schengen puede considerarse un prerrequisito para “graduarse” a una visa americana. Este tipo de viajes a Europa pueden reflejar la disponibilidad de excedente de ingresos; Un regreso al país de origen después de tener la oportunidad de permanecer en un país europeo puede evidenciar vínculos con el país de origen. Los viajes a centros turísticos, tales como Tailandia o Chipre, no pueden abordar esta segunda preocupación porque sería menos probable que un individuo viva y trabaje en ese país de playas turísticas.
  15. Negación anterior / Falta de cambio en las circunstancias desde la negación anterior. Los funcionarios consulares a menudo automáticamente difieren a una negación anterior, citando la falta de cambio en las circunstancias. Obviamente, también puede haber consideraciones personales o políticas. Esto puede ocurrir incluso si el solicitante vuelve a hacer solicitud a los pocos días de la aprobación original, presentando nueva evidencia. “¿Qué ha cambiado desde su última solicitud?” es una pregunta inicial común. Un mito generalizado entre los solicitantes es que si cambian el propósito de su viaje — en lugar de visitar Disneyworld, deciden inscribirse en un programa de ESL (Inglés como Segundo Idioma) — sus posibilidades de obtener una visa aumentarán. Al hacerlo, están por supuesto cavando su propia “tumba” más profundamente, exhibiendo desesperación, lo que puede reflejar en su capacidad para obtener una visa por muchos años.
  16. Solicitud en un puesto que no corresponde a su domicilio / reinscripción en un nuevo puesto después de haber sido rechazado en un consulado diferente (“Comparación de puestos”). Una solicitud en un puesto que no es el que corresponde al lugar donde esta domiciliado puede despertar sospechas de que el solicitante ha intentado eludir al puesto de origen. Por ejemplo, el puesto de origen puede tener una mala reputación entre los solicitantes de visado, y un puesto en un tercer país puede considerarse más favorable para una revisión propicia. El solicitante que se dedique a la “comparación de puestos” puede intentar una solicitud en el puesto “favorable”, sólo para que la solicitud sea denegada formalmente con una remisión a su puesto de origen. Del mismo modo, lo más probable es que, después de un rechazo, una solicitud en un consulado diferente esté condenada al fracaso.
  17. Culpabilidad por asociación. Un oficial puede rechazar a cada individuo en un grupo debido a las fechorías de uno o dos individuos. Por ejemplo, si la solicitud de un individuo no relacionado con el equipo la incluyen los organizadores a escondidas en la solicitud de grupo de un equipo de béisbol y el funcionario se da cuenta de esto, todos los miembros del equipo de béisbol y su grupo pueden ser rechazados.
  18. Finanzas insuficientes para apoyar el propósito del viaje. Si el propósito del viaje es médico, entonces el solicitante debe tener los medios económicos para pagar las facturas, ya sea personalmente o con el apoyo de un patrocinador. Un solicitante que necesite del tratamiento médico que abre una cuenta bancaria inmediatamente antes de presentar su solicitud de visa y deposita fondos en la cuenta puede despertar la sospecha de que los fondos no son suyos. Del mismo modo, una declaración jurada de apoyo de una persona que no es pariente que se presenta como parte de una solicitud de visa de estudiante puede provocar una determinación 214(b) porque el oficial puede cuestionar la intención del patrocinador.
  19. Cónyuges / hijos del estudiante F-1. No es raro que se les niegue a los cónyuges y a los hijos si 214(b) es un problema, como los cónyuges e hijos de estudiantes que se encuentran en los Estados Unidos.
  20. Intención de visitar los Estados Unidos para dar a luz en calidad migratoria B. El atractivo para los extranjeros es obvio: asegurar la ciudadanía estadounidense para su hijo que va a nacer. Si bien esta actividad no está específicamente prohibida o permitida bajo los reglamentos, la gran mayoría de los oficiales no emitirá una visa a una madre que esté en cinta.
  21. El solicitante previamente dio a luz en los Estados Unidos con una visa B. Este problema tiene varias variantes basadas en los hechos:
    • al momento de la solicitud inicial de una visa B, la solicitante estaba embarazada;
    • al momento de la solicitud inicial de una visa B, la solicitante no estaba embarazada;
    • la solicitante no pagó las facturas del hospital asociadas con el nacimiento.
    Si en el momento de la solicitud inicial, la solicitante no estaba embarazada y durante el curso de la validez del visado dio a luz en los Estados Unidos, es menos probable que se considere un factor negativo al examinar la solicitud. Si la solicitante estaba embarazada en el momento de la solicitud inicial y no fue sincera al divulgar la razón de ir a los Estados Unidos, esto puede ser usado en contra de la solicitante en una solicitud posterior en la forma de una denegación 214(b). Esto es particularmente cierto si la solicitante no pagó las facturas del hospital. En cierto caso, una solicitante pudo obtener una visa sólo después de 15 años, ocho rechazos 214(b), y un donativo al hospital que ayudó en el parto.
  22. Invitaciones de aspecto sospechoso. Invitar a las partes que tienen poca o ninguna conexión con el solicitante puede despertar sospechas sobre la legitimidad del viaje. Las invitaciones en un lenguaje muy general o en un inglés malo también pueden provocar una conclusión 214(b). Invitar a las partes o invitaciones ante notario que estén en la “lista negra” del puesto también dará lugar a una conclusión 214(b) (o 212 (a) (6) (c)). El tener conocimiento de que una carta de apoyo es falsa, por ejemplo, será imputado al solicitante y generalmente llevará a una decisión 212 (a) (6) (c).
  23. Viajar para encontrarse con la pareja. Invitaciones de los estadounidenses a sus pretendientes a menudo terminan en denegaciones. No parecen tomar en cuenta la fase de la relación en la que se encuentran los novios, ya sea que la pareja se haya conocido la semana pasada por Internet o se conozcan desde hace años y se conocieron en el país de origen del solicitante o en países terceros. Por lo general, poco se tienen en cuenta los lazos del solicitante. Parece haber una suposición de que la solicitante hará cualquier cosa para salir de su país de origen; que el americano es su “vía de escape”; y que las partes se casarán a su llegada a los Estados Unidos.
  24. Incumplimiento con los requisitos específicos de solicitud de un puesto. Algunos puestos pueden requerir documentos originales, tales como estados de cuenta bancarios, declaraciones de impuestos selladas por Hacienda o pasaportes internacionales anteriores. Algunos de los requisitos pueden parecer hiper-técnicos o irrelevantes, pero a menudo son motivados por altos índices de fraude. Por lo tanto, el incumplimiento de los requisitos puede dar lugar a una denegación.
  25. Incumplimiento con los requisitos para la expedición de una visa de trabajo. Los requisitos de la visa de trabajo temporal pueden ser técnicos, y el que un solicitante que no cumpla con estos requisitos puede dar lugar a una denegación.
  26. Propiedad inmobiliaria en los Estados Unidos. Aquellos que poseen bienes raíces en los EE. UU. pueden ser vistos como personas con mayor riesgo de permanecer en los EE. UU.
  27. Los que participan por segunda vez en el Programa de Viajes de Trabajo de Verano. Pueden tener dificultad para obtener una visa para visitar a sus amigos, ya que se percibe que ya han establecido vínculos con los Estados Unidos.
  28. Solicitantes ancianos. Pueden ser vistos como más probables de convertirse en una carga para el público o de tener la tentación de jubilarse en los EE. UU.
  29. Contacto previo con la policía. Un individuo con un expediente de arresto que no sube al nivel de 212 (a) (2) (A) (por ejemplo, una convicción de hurto en tiendas y dos arrestos por hurto en tiendas) puede considerarse en riesgo de involucrarse en actividades criminales en los Estados Unidos.
  30. Solicitudes de inmigrante pendientes en otro país. Si un individuo está en proceso de inmigrar a otro país occidental, por ejemplo, a Canadá, y solicita una visa de visitante, puede ser considerado como en riesgo de permanecer en los EE. UU.

La elasticidad de la Sección 214(b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad es verdaderamente un fenómeno único en la ley de inmigración. Como se ha señalado, muchas de estas razones no son razones válidas, y de hecho están específicamente prohibidas por los reglamentos del Departamento de Estado. Por lo tanto, es necesario entender la justificación del funcionario consular para la denegación, y cuando sea apropiado, desafiarla. De no hacerlo — el silencio — se interpreta como si estuviera de acuerdo con la decisión.

Como se puede ver, cada denegación es específica a las circunstancias de ese individuo. Póngase en contacto con nosotros para que hablemos de su situación.