Revocación de visa

No es inusual que un funcionario consular expida una visa y, después de que salga a la luz nueva información, le pida al titular de la visa que regrese al consulado para revocar la visa. Hay tres situaciones principales en las cuales una visa puede ser revocada:

  1. si el titular es inadmisible a los Estados Unidos por razones de seguridad, penales, médicas, económicas o de otra índole;
  2. si el titular de una visa de no inmigrante no tiene derecho a la visa porque no cumple con los requisitos para la categoría de visa (Sección 214 (b)); o
  3. si se sospecha de una posible razón de inadmisibilidad o inelegibilidad; suele tratarse de la sospecha de algún delito (“revocación prudencial”).

La decisión de revocar una visa puede provenir del Departamento de Estado en Washington, DC o del funcionario consular en un consulado.

Del 2001 al 2015, aproximadamente 122.000 visas fueron revocadas. Durante este tiempo, el uso del proceso de revocación de visas se ha intensificado, y las “revocaciones prudenciales” se han vuelto cada vez más frecuentes.

Proceso de revocación

Antes de revocar la visa, el funcionario consular suele verse obligado a invitar al titular de la visa al consulado para una entrevista y a darle la oportunidad de demostrar por qué la visa no debe ser revocada. La realidad es que típicamente esta revocación es sólo una formalidad; La decisión ya se tomó antes de que la persona se presente en el consulado. Al revocar la visa, el oficial escribirá a mano o estampará la palabra Cancelada o Revocada; notificará — o debe notificar — a la persona sobre los motivos legales para la revocación de la visa; hará una anotación en el sistema de visas; y llenará un Certificado de Revocación de Visa. Si el titular de la visa no puede ser localizado, el oficial notificará a las aerolíneas de la revocación. Si la persona ya está en camino a los Estados Unidos, será detenido y su visa le será revocada en el puerto de entrada.

Las revocaciones de visa mientras una persona se encuentra en los Estados Unidos son cada vez más frecuentes. Por ejemplo, esto puede ocurrir si el titular de la visa se vio involucrado en un incidente criminal mientras estuvo en los Estados Unidos. Según el Departamento de Estado, este no analizará si el incidente en cuestión es suficiente para servir como fundamento para la denegación de la visa o para una declaración de inadmisibilidad; Se tomará la decisión de revocar la visa y se le permitirá al solicitante “presentar su caso” para una nueva visa ante un funcionario consular en una entrevista posterior. Por lo tanto, hasta un incidente menor como una alteración al orden público o un caso penal en el cual los cargos fueron retirados no afectará la decisión del Departamento de Estado de revocar la visa. Una vez que las agencias del orden público le hayan informado al Departamento de Estado de este incidente — y esto puede ser en cuestión de días — un oficial consular le enviará un correo electrónico o intentará comunicarse por teléfono con el solicitante para informarle que su visa ha sido revocada. Sin embargo, es importante señalar que esta revocación no afecta su estatus en los Estados Unidos — él no necesita salir inmediatamente. Si un juez de inmigración fallara a favor de la remoción, sólo entonces terminaría su estatus legal.

Fuentes de información

Además de los incidentes criminales, la fuente de la información negativa que provoca la revocación puede variar — desde un americano despechado (por ejemplo, que acusa a la que pretende para esposa de ser un espía), un competidor (por ejemplo, que alega que el titular de la visa le debe dinero), un ex cónyuge insatisfecho (por ejemplo, que dice que se le debe la manutención de los hijos), un ex socio de negocios (por ejemplo, que afirma que el titular está involucrado en el negocio de las drogas), o un deudor en los Estados Unidos que le quiere impedir al titular el acceso a los tribunales de EE. UU. (por ejemplo, que le avisa al consulado de su sospecha de que el titular planea permanecer en los EE. UU. ilegalmente con su visa de no inmigrante). Obviamente, los motivos de estas personas pueden no ser legítimos. A veces, las acusaciones por sí solas, aunque sean verdaderas, no son causal legal para la revocación de la visa, pero con demasiada frecuencia, el funcionario consular pecará de precavido o creerá en la palabra de la parte americana para la revocación de una visa.

A veces, el funcionario consular tomará la iniciativa e investigará el uso de la visa de algún titular. Si el oficial encontrara algo indebido en el uso de esta, procedería citar al poseedor para que se presente en el consulado y a confrontarla con la información negativa. Por ejemplo, si un individuo solicita una visa e indicara que planea visitar los Estados Unidos con otra persona que ya tiene una visa, el oficial podría investigar el uso de dicha visa por parte de esa persona. Si el titular de la visa pasó un tiempo prolongado en los EE. UU., y esto ha llevado al personal consular a sospechar que trabajó ilegalmente o que se estableció en los EE. UU., podría ser citado para una entrevista. Si el titular no logra convencer al oficial del uso legítimo de la visa, el oficial la revocaría.

¿De qué manera puede W & A ayudar?

Si su visa ha sido revocada y usted cree que esto sucedió sin causa válida, usted debe recusar la decisión de manera agresiva. Una revocación de la visa es un asunto serio, que puede implicar una prohibición permanente de los Estados Unidos o muchos años de que se le imposibilite recibir una visa. Si usted está en los Estados Unidos en una situación legal de empleo y su visa ha sido revocada, la capacidad de sus familiares para obtener visas puede verse afectada de manera negativa. Estos casos pueden ser complicados.

Si bien existe un mecanismo legal, llamado restablecimiento de visas, para “reactivar” una visa, el funcionario consular suele aconsejarle a la persona que simplemente solicite una visa nueva. Esto requiere de una nueva solicitud y del pago de una nueva tarifa. Podemos ayudarle a preparar su solicitud para una visa nueva y asegurar que el funcionario consular le de la consideración y revisión apropiada. Póngase en contacto con nosotros para platicar detalladamente de su situación.