Estudios de casos

Caso de M.O.

Ayudamos a una solicitante a obtener una exención de inmigrante después de ser víctima de un abogado incompetente. Este le había aconsejado que una salida de los EE. UU. no provocaría la prohibición de 10 años, pero de hecho fue así. La representamos en su solicitud I-601 a USCIS, y después de su aprobación, ella y su bebé pudieron reunirse con su esposo en los Estados Unidos.

Caso de V.K.

Representamos al Sr. K en su reclamo de ciudadanía estadounidense. El Sr. K nació en Estados Unidos, hijo de un funcionario del Ministerio de Comercio Exterior del gobierno de su país de origen. Debido a que su padre no estaba en la “lista azul”, pudimos establecer su ciudadanía estadounidense después de obtener una copia certificada de su acta de nacimiento estadounidense.

Caso de L.L.

Ayudamos a una solicitante a recibir una visa por primera vez para asistir a la boda de su sobrino en los Estados Unidos, a pesar de su falta de viajes internacionales, su falta de lazos familiares y el hecho de que vivía en una zona rural pobre de su país.

Caso de G.P.

Un funcionario consular creía erróneamente que un solicitante había pasado ocho meses en los Estados Unidos y negó al solicitante bajo 214(b) por residir en los Estados Unidos. De hecho, la solicitante sólo había pasado cuatro meses en los Estados Unidos y después de que presentamos pruebas que confirmaron esto, le otorgaron una visa.

Caso de I.O.

Un ex funcionario de inteligencia estaba sujeto a un trámite administrativo adicional bajo 221 (g) cada vez que solicitaba una visa. Pero en vez de que el procesamiento tomara menos tiempo a lo largo de los años desde que él había trabajado, el proceso comenzó a alargarse. En su nombre, hicimos averiguaciones para aclarar el motivo del retraso prolongado. En una semana, le otorgaron una nueva visa.

Caso de S.A.

Después de que un funcionario consular acusó a un solicitante de participar en un matrimonio de conveniencia y lo prohibió de manera permanente, reunimos pruebas sustanciales que demostraban la legitimidad del matrimonio. Después de revisar las pruebas, el consulado revirtió su decisión.

Caso de M.D.

Ayudamos a que una solicitante obtuviera una exención de inmigrante para reunirse con su esposo en los Estados Unidos después de que encontraron que ella había cometido tergiversación material.

Caso de M.P.

Ayudamos a un estudiante a superar cuatro negaciones anteriores y obtener una visa de estudiante.

Caso de E.S.

Tuvimos éxito en conseguir que se anulara una declaración de fraude en una solicitud en la que el representante de la solicitante presentó un diploma falso a la embajada sin su conocimiento. Visitamos el archivo de la universidad de donde egresó la solicitante y obtuvimos documentación que confirmaba la finalización del programa de estudios veinte años atrás. Después de revisar la documentación de primera mano que presentamos, el consulado rescindió su conclusión.

Caso de I.B.

Ayudamos a una solicitante a obtener una exención de no inmigrante para visitar a su hija y sus nietos después de haber sido acusada de tráfico de indocumentados. Dos años más tarde, la ayudamos a renovar la exención para permitirle que continuara visitando a su familia en los Estados Unidos.