Rechazos de la Lotería de Diversidad

Si bien la Lotería de la Tarjeta Verde ha permitido a cientos de miles de personas de todas partes del mundo perseguir sus sueños estadounidenses en este país, ha provocado para muchas personas angustias, frustración, visas canceladas, prohibiciones permanentes y bolsillos mas livianos. Cada año, menos del 1% de los participantes de la Lotería son seleccionado para solicitar una visa de diversidad, y solo hasta 50.000 de los 80.000 a 100.000 ganadores seleccionados recibieron realmente la tarjeta de residencia. ¿Por qué a miles de personas se les niegan las Visas de Diversidad cada año? Y lo que es mas importante ¿Qué se puede hacer para desafiar tales negaciones?

Razones para el rechazo de la Lotería

En términos generales, las denegaciones de la Lotería se pueden agrupar en 5 categorías: 1) 221 (g), 2) falta de calificaciones, 3) criterios de inadmisibilidad, 4) inadmisibilidad especifica de la Lotería y 5) incumplimiento de las instrucciones de la Lotería.

  1. 221(g) denegaciones/proceso administrativo. Como se discutió en otra parte de este sitio web, un agente consular puede invocar el 221(g) cuando el solicitante no trajo consigo un documento necesario (por ejemplo, un certificado policial de otro país), el cónsul desea iniciar una verificación de la autenticidad de los documentos del solicitante (por ejemplo, diploma) o la buena fe de una relación (por ejemplo, matrimonio o paternidad), o existe una verificación de seguridad/criminal/tecnología/u otra verificación iniciada por una agencia del gobierno de Estados Unidos. El problema de estas comprobaciones es que deben estar terminadas y el visado expedido antes del 30 de septiembre. De lo contrario, el “billete ganador de la lotería” queda invalidado. Entre las víctimas-rechazadas” del 221(g) anual, debido a la fecha límite del 30 de septiembre, se encuentran las personas que viven en países con alto índice de fraude y que tienen procesos prolongados de verificaciones de documentos iniciados por los cónsules; los solicitantes entrevistados en agosto o septiembre y los varones musulmanes de Oriente Medio sujetos a controles de seguridad reforzados.
  2. 212(a)(5)(A) Falta de cualificación. Los requisitos para la Lotería no son exigentes: uno puede cualificar con un diploma equivalente al de secundaria o teniendo en los últimos 5 años una experiencia laboral de al menos 2 años en una actividad que requiera un entrenamiento a 2 años. Pero un cónsul puede cuestionar la educación y la experiencia laboral del solicitante de diversas formas. Por ejemplo, un cónsul puede cuestionar la educación del solicitante al concluir que, a) si bien el certificado de la secundaria es auténtico, no equivale a haber completado una escuela secundaria estadounidense, b) el certificado de graduación de la secundaria no es auténtico (falso), o c) el solicitante no había asistido ni completado los cursos requeridos. Por ejemplo, un cónsul sospechó que el solicitante no había asistido a la escuela y decidió hacerle una prueba de ruso (su tercer idioma), lo que dio lugar a la reprobación. En la Era Trump, el Departamento de Estado ha autorizado recientemente a los cónsules a realizar tales “pruebas” a los ganadores de la Lotería. Aunque puede ser una herramienta para combatir el fraude, esta herramienta obviamente esta sujeta a abusos. Cuando un cónsul niega la visa por estos motivos, los rechazos pueden ser o por la Sección 212(a)(5)(A) por no tener las calificaciones o, puede ser una prohibición permanente según la Sección 212(a)(6)(C)(i) por presentar certificados falsos.
  3. Criterios, incluyendo la Sección 212(a)(4)(A) carga pública. Los mismos criterios de inadmisibilidad que se aplican a otros inmigrantes también se aplican a los ganadores de la Lotería: criterios médicos, criminales, de seguridad, presencial ilegal, etc. Con la implementación de las nuevas reglas de carga pública en 2018 — 2020, los ganadores de la Lotería son particularmente vulnerables a ser rechazados por estos motivos. Entre los ganadores de la Lotería, las siguientes personas pueden tener mas probabilidad de ser rechazadas como cargos públicos bajo la Sección 212(a)(4)(A): a) ganadores mayores de 50 años, b) aquellos con activos limitados (por ejemplo, bienes raíces, c) los que no saben inglés, d) aquellos con pocas habilidades comerciales o experiencia laboral limitada, e) aquellos sin parientes o patrocinador en los Estados Unidos y, f) los que no tienen oferta de trabajo en los Estados Unidos.
  4. Inadmisibilidades permanentes de la Lotería, incluso los matrimonios falsos 212(a)(6)(C)(i) y 212(a)(6)(E). Ser seleccionado en la lotería incita al ganador a asegurar que su ser querido también será elegible para inmigrar. Entonces, si en el momento de la selección el ganador no este casado, debe casarse antes de la entrevista para la visa para asegurarse de que su cónyuge también podrá inmigrar. Esto también es un terreno fértil para el fraude, con ganadores solteros que contraen matrimonios falsos por dinero y la posibilidad de inmigrar. Esta categoría de matrimonios llamados “matrimonios emergentes” porque surgen después de la selección de la Lotería, esta sujeta a un intenso escrutinio consular y, a veces, a conclusiones erróneas. No es raro que el cónsul realice entrevistas separadas con el esposo y la esposa (“¿Cuál es su pasta de dientes favorita?”, “¿En qué lado de la cama duerme?”, Enséñeme la llave de su apartamento), la Embajada también puede enviar investigadores consulares para entrevistar a los vecinos. Si el cónsul decide que el matrimonio es una farsa, se excluye permanentemente al ganador de la Lotería como “contrabandista de extranjeros” (sección 212(a)(6)(E)) y se excluye permanentemente al cónyuge por una tergiversación material (sección 212(a)(6)(C)i)).
  5. 212(a)(5)(A) presunto incumplimiento de las instrucciones de la Loterías. Además de 221(g), esta es el área donde la gran mayoría de los ganadores de la Lotería son rechazados. La mayoría de las razones que hemos encontrado, por mas de 25 años, son múltiples. Los 3 primeros incluyen: a) fotografía “defectuosa”, no “reciente”; de color en lugar de fondo claro, la foto fue “retocada”, una oreja no es visible, la foto no se parece al solicitante, la iluminación no cumple con las normas (por ejemplo, hubo una proyección de sombra), b) no incluir a los miembros de la familia — omitir un cónyuge con quien ya no vive, omitir a los niños que no están emigrando; c) ortografía “incorrecta” del nombre en inglés, lo que indica la ortografía en el idioma local. La interpretación de estas instrucciones esta lista para el exceso de celo consular: ¿Cómo puede un cónsul determinar si la foto de entrada era “reciente” o tomada hace mas de 12 meses?, ¿Qué es un fondo “claro” ?, ¿Cómo puede un cónsul decidir que esta casado cuando no lo está?, ¿Cómo puede un cónsul determinar si tienes 1 o 2 hijos?, ¿Cómo puede un cónsul determinar que no puedo obtener una fotografía de mi hijo que vive con mi ex esposa en otro país? A lo largo de 25 años nos hemos encontrado con docenas de ramificaciones de problemas y rechazos que surgen de meras sospechas consulares. “Puede jugar el año que viene” es la frase común de consuelo para estos rechazos a la Lotería.

¿Qué se puede hacer para desafiar los rechazos a la Lotería?, ¿Qué otras opciones hay?

Aunque la ley estadounidense prohíbe la toma de decisiones “arbitrarias y caprichosas”, los “abusos de discreción” y las decisiones tomadas “no de conformidad con la ley” como se puede ver anteriormente, eso no ha detenido las interminables mutaciones consulares para las razones por las que se niegan las visas de la Lotería. Somos la única firma en emprender dos demandas colectivas contra el Departamento de Estado por su administración defectuosa del programa y por sobre algunos de los abusos consulares al denegar solitudes de Lotería.

Todas las denegaciones de solicitudes de visas de diversidad son “apelables”: el solicitante rechazado tiene el derecho absoluto de solicitar una reconsideración, presentar nuevas pruebas y documentación o cuestionar la exactitud de una decisión consular. A lo largo de los años, hemos solicitado con éxito la reconsideración de decenas de rechazos de la Lotería, incluidas acusaciones injustas de matrimonio falso; acusaciones de diplomas falos; conclusiones de que un solicitante carecía de experiencia laboral requerida; denegaciones por motivos de carga pública; rechazos de equivalencia de educación; deficiencias fotográficas; problemas de ortografía; descalificaciones por no proporcionar información en una entrada o una fotografía; cuestionamiento consular de la existencia de matrimonio o fallecimiento; y conclusiones erróneas de un delito de vileza moral. Algunas de nuestras presentaciones, como en el caso de una acusación falsa de matrimonio son fundamento, han incluido mas de 50 documentos.

Para abordar las sospechas consulares, se pueden presentar pruebas adicionales. Por ejemplo, para abordar un desafío de autenticidad de un diploma, se puede presentar una carta del Ministerio de Educación del país o un diploma apostillado. Se puede presentar prueba de asistencia a clase en forma de anuario, libro de calificaciones de la escuela o trabajo de clase desde el momento de la inscripción. En los casos en que se cuestione la experiencia laboral, se pueden presentar documentos de nómina, registros de fondos de pensiones y productos laborales. Es posible que algunos problemas, como el uso de una fotografía antigua, no se pueda resolver. En otros puede ser necesario lidiar con registros de leyes locales, derecho de familia, pruebas de ADN, registros hospitalarios, acuerdos de custodia, pago de pensión alimenticia, decisiones judiciales, consentimientos para inmigrar, etc.

Es importante recordar que incluso en los casos en los que se ha producido un incumplimiento involuntario de las normas, el cónsul tiene la facultad discrecional de emitir una visa de diversidad. Por ejemplo, si el nacimiento de un recién nacido coincidió con la presentación de la entrada DV y el bebé no se incluyó en una entrada porque aún no tenía un nombre o no había una foto disponible en el momento de la presentación, sería apropiado utilizar la discreción positiva. También se supone que en cónsul debe ser consciente de la fecha límite del 20 de septiembre y tratar de acelerar 221(g) casos, antes del cierre del programa.

Finalmente, cuando sea viable impugnar una decisión de rechazo, pueden existir otras opciones. Para el cónyuge rechazado de un ganador de Lotería (por ejemplo, tiene antecedentes penales), hay dos opciones: 1) se puede presentar una solicitud de exención después de la entrada, como inmigrante, del ganador de la lotería los Estados Unidos (por supuesto, la exención debe ser decidida y aprobada antes del 20 de septiembre, o 2) se puede presentar una petición familiar I-30, con una solicitud de exención posterior. Para un nuño que no recibe una visa de diversidad antes del 30 de septiembre y esta separado de sus padres que, después de ganar la Lotería ajustaron exitosamente su estatus en los Estados Unidos, la libertad condicional humanitaria puede ser una opción.

Como puede verse, hay mucho en juego. Asistir a una entrevista de visa de diversidad por si solo puede generar miles de dólares en gastos para una familia: tarifas de visa no reembolsables; los gastos de viaje; exámenes médicos; costos de traductor. Al menos, la denegación de una visa de la Lotería no conduce a la cancelación de una visa de no inmigrante y dificultades para recibir una visa para visitar o estudiar en los Estados Unidos nuevamente. En su forma mas grave, la denegación de una visa de la lotería puede llevar a una exclusión permanente de los Estados Unidos. Para muchos, ganar la Lotería representa el único boleto realista para inmigrar: sin un pariente cercano o una oferta de trabajo en los Estados Unidos o talentos especiales o riqueza, las puertas para la inmigración a los Estados Unidos están casi cerradas. Las limitaciones de tiempo del 30 de septiembre agregan otra presión para resolver cualquier problema de manera rápida y eficiente. Comuníquese con nosotros para averiguar cómo podemos ayudarlo.