FAQ

  • ¿Qué derechos tienen los solicitantes de visa?

    Los solicitantes de visa tienen derecho a una “oportunidad razonable” para presentar evidencias y convencer a un funcionario consular de que se tiene el derecho a una visa. En caso de una denegación, el funcionario consular debe revelar las bases legales y fácticas de la negativa. Las negativas redactadas de manera trillada y las cartas de denegación con texto estándar indican la disposición de la Ley de Inmigración y Nacionalidad que fue utilizada como fundamento para que el solicitante fuese denegado, pero a menudo se requiere de seguimiento con el consulado para determinar la razón fáctica para la denegación, es decir, ¿qué hay de las circunstancias individuales del solicitante que llevaron al funcionario a tomar la decisión legal? Los solicitantes de visa tienen el derecho de presentar una nueva solicitud para ofrecer nuevas pruebas o a que otro oficial ofrezca una nueva perspectiva sobre la solicitud.
  • ¿Ante qué consulados pueden ustedes representar a sus clientes?

    Representamos a clientes de todo el mundo, sin importar la ubicación del consulado. Hasta la fecha, hemos representado a clientes en más de 30 consulados.
  • ¿Qué es 214 (b)?

    La sección 214 (b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad es la disposición de la ley conforme a la cual la gran mayoría de los solicitantes de visas no inmigrantes son denegados. En el 2014, casi 1.7 millones de solicitudes de visa fueron rechazadas bajo esta sección. Esta negativa, en general, significa: 1) que el solicitante de la visa no tiene vínculos fuertes con su país de origen y no demostró a satisfacción del funcionario consular que regresaría dentro del plazo otorgado; o 2) que el solicitante de la visa no mostró su elegibilidad para la visa. 214 (b) es, en esencia, la disposición “cubre-todo” de la Ley de Inmigración y Nacionalidad que le otorga al funcionario consular la autoridad para denegar una solicitud de visa de no inmigrante. Sin embargo, como señaló anteriormente, es necesario identificar el fundamento subyacente de la decisión para impugnar o superar la negación. Con nuestros veinte años de experiencia en asuntos consulares, hemos identificado las 25 razones principales por las que los funcionarios consulares rechazan una solicitud bajo 214 (b). Si desea recibir una copia de nuestro artículo sobre este tema, contáctenos por favor.
  • ¿Qué es 221 (g)?

    El artículo 221 (g) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad es la disposición legal que permite al funcionario consular suspender la solicitud de visado hasta que el solicitante proporcione la documentación solicitada o hasta que el funcionario consular resuelva una cuestión que requiere de una investigación adicional, tal como una verificación de seguridad. Si el funcionario consular necesitara documentación adicional, le entregaría al solicitante un formulario y le indicaría la documentación exacta que se debe proporcionar, por ejemplo, la declaración de impuestos del patrocinador o una declaración jurada de apoyo económico. No es inusual que el funcionario consular por error requiera documentación que de hecho no se necesita o que imponga prerrequisitos adicionales y arbitrarios para la emisión del visado; por ejemplo, pidiéndole al solicitante que encuentre un copatrocinador porque cree que el patrocinador no tiene la solvencia económica necesaria. Un control de seguridad bajo Sección 221 (g) — el “trámite administrativo”, como eufemísticamente lo llama el Departamento de Estado — también puede iniciarse por error y puede tomar varios meses. Por ejemplo, un oficial puede creer que la profesión de un solicitante está dentro de la Lista de Alertas de Tecnología, cuando no lo está. 221 (g) es, por supuesto, problemático para aquellos que deben viajar a los EE.UU. en fechas específicas (por ejemplo, por motivos de trabajo, conferencias), o para aquellos que han ganado la Lotería DV y deben recibir visas para el 30 de septiembre. Para estos ganadores de la Lotería, el retraso puede ser fatal. Debido a que los retrasos y/o el incumplimiento de los requerimientos del funcionario pueden tener graves consecuencias, es necesario ser proactivo: se deben recusar las exigencias injustificadas de documentación adicional o los motivos para iniciar una investigación o verificación de antecedentes.
  • ¿Qué pasa si un funcionario consular no toma una decisión sobre una solicitud de visado, manteniéndola en suspenso bajo 221 (g) durante mucho tiempo?

    Un funcionario consular no tiene derecho a negarse a tomar una determinación sobre una solicitud de visa. El funcionario y sus colegas en el Departamento de Estado, el FBI y el DHS no tienen el derecho de permanecer indecisos con respecto a una solicitud usando la Sección 221 (g) del INA: una solicitud debe ser aprobada o denegada. Si no se ha tomado un decisión en más de un año, la opción del litigio, en la forma de un mandato de cumplimiento, debe promoverse para obligar a una decisión. Si bien ha habido menos de cinco casos en donde se utilizó un mandato de cumplimiento, estamos orgullosos de haber conseguido un mandato de cumplimiento en un tribunal de distrito a favor de un cliente, el cual obligó a una Embajada a tomar una decisión sobre una visa. Además, la mera presentación de tal demanda puede estimular una decisión.
  • Además de una exención, ¿qué otras opciones hay?

    La libertad condicional humanitaria es una “última oportunidad” para ganar entrada a los Estados Unidos para aquellas personas que no son elegibles para una visa. Es prescrito por el DHS caso por caso, por lo general por razones médicas o para evitar la separación de niños menores de sus padres que poseen tarjetas verdes. Por ejemplo, hemos presentado con éxito solicitudes de libertad condicional humanitaria para los padres que ganaron la Lotería de la Tarjeta Verde y ajustaron con éxito su calidad migratoria en los Estados Unidos, pero sus hijos, que se encontraban en el extranjero, no recibieron visas de inmigrante antes del 30 de septiembre.
  • ¿Qué es 212(a)(6)(C)(i)?

    Esta sección de la Ley de Inmigración y Nacionalidad es una declaración consular de tergiversación o fraude material. A diferencia de 214 (b), es una decisión de declarar al solicitante inadmisible a los Estados Unidos — de manera permanente. Anualmente, más de 10.000 solicitantes de visa reciben prohibiciones de entrar a los EE. UU. de por vida con fundamento en esta disposición. La interpretación de esta disposición de la Ley es muy compleja, particularmente el significado de “material”, y es otra área llena de errores consulares — con consecuencias severas.
  • ¿Qué es un delito de bajeza moral?

    Además de los motivos médicos, de seguridad y otros motivos para la inadmisibilidad, se puede considerar que un solicitante de visa es inadmisible de manera permanente si ha reconocido haber cometido o ha sido condenado por un delito de bajeza moral. Un delito de bajeza moral es aquel que usualmente involucra fraude, robo o la intención de dañar a personas o cosas. Hay una excepción para una condena por un “delito menor”. La definición de “bajeza moral” puede ser muy compleja y llena de ambigüedades. Por ejemplo, un funcionario consular determinó de manera equivocada que el cónyuge de un ciudadano estadounidense era inadmisible a los Estados Unidos de manera permanente debido a su condena por el uso ilícito de una tarjeta estatal de identificación. La Oficina de Visas, que tiene la supervisión de los funcionarios consulares en todos los asuntos legales, revocó esta decisión. Esta es otra razón para no diferir a los funcionarios consulares, particularmente en temas de derecho complejos.
  • ¿A quién han ayudado?

    Nuestra clientela incluye esposos, prometidos y padres de ciudadanos estadounidenses que desean inmigrar a los Estados Unidos; Empresarios que viajan a los Estados Unidos para llevar acabo negociaciones, para trabajar, o con propósitos de inversión y de capacitación; Estudiantes que buscan estudiar en los Estados Unidos; Personas que buscan visitar los Estados Unidos por temporadas cortas para fines turísticos o médicos; Abuelas que planean visitar a sus hijos y nietos en los Estados Unidos; Ganadores de la Lotería de la Diversidad; Emprendedores que inician empresas en los Estados Unidos; Científicos, médicos, matemáticos, artistas, compositores, escritores e ingenieros que se están inmigrando; Inversores que hacen inversiones de al menos 500.000 dólares en varias empresas; Y los refugiados y sus familias. Entre nuestra clientela ha habido ciudadanos de Rusia, la India, China, Brasil, Alemania, México, Nigeria, las Filipinas, Uzbekistán, Italia, Turquía, Egipto, Canadá, Francia, Japón, Ucrania, Kazajstán, Kuwait, Sudáfrica, Suiza, España, Noruega, Irlanda, Bielorrusia, Armenia, Georgia, Azerbaiyán, Moldavia, Polonia, Camerún, Irán, Arabia Saudita, Australia, Líbano, Indonesia, Argentina, Nepal, Namibia, Benín y los Emiratos Árabes Unidos.
  • ¿Qué pasa si la decisión consular es correcta? ¿Cómo se puede solicitar una exención?

    Existen alternativas. Si el solicitante solicita una visa de no inmigrante y logra superar el 214 (b) (o si en su caso este no aplica), puede solicitar una exención de no inmigrante. El proceso tiene dos objetivos: 1) obtener una recomendación positiva del funcionario consular o de la Oficina de Visas; y 2) obtener la aprobación del Departamento de Seguridad Nacional. En la enorme mayoría de los casos, si el funcionario consular recomienda la aprobación, el DHS aprobará la exención. Al tomar esta determinación, se consideran varios factores, tales como la gravedad de la violación de la ley (por ejemplo, la presencia ilegal puede considerarse menos grave que una condena por un delito grave), si la transgresión es reciente o no, así como el interés público y la seguridad. Los que ocupan los diferentes puestos aplican estos criterios de manera distinta. Sin embargo, una vez que se haya obtenido una exención de no inmigrante y el solicitante haya viajado a los Estados Unidos y haya regresado a tiempo, las futuras solicitudes para una exención de no inmigrante deben aprobarse sin dificultad.

    Para los inmigrantes con lazos familiares y para los prometidos, es necesario solicitar una exención de inmigrante. Esta solicitud se presenta a USCIS en el extranjero (a través de la sección consular que realizó la entrevista). Que sea concedida la exención del inmigrante por lo general depende de que el cónyuge o prometido que es ciudadano americano muestre “dificultades extremas”, un término que también es muy complicado e interpretado de manera inconsistente por distintas oficinas de USCIS.

    Debido a la naturaleza complicada de la solicitud de exención (nuestras presentaciones incluyen un memorandum legal detallado y de 20 a 60 apéndices) y la magnitud de las consecuencias, por lo general no deben llevarse a cabo sin la ayuda de un abogado de inmigración.
  • Otros abogados no cobran por una consulta inicial. ¿Por qué su empresa cobra?

    Usted no necesita un abogado para decirle que normalmente la calidad y el precio van de la mano. Somos una de las pocas firmas que tiene una amplia experiencia lidiando con los problemas de visados como actividad cotidiana. Esa experiencia ha sido con algunas de las embajadas más difíciles en el mundo, como son las de Moscú, Kiev, Taskent y Ereván. El pago de un honorario por la consulta también refleja un compromiso del cliente y refleja su seriedad en cuanto a la preparación para la entrevista o la superación a una negación de visa. Por último, los abogados que dan consultas gratuitas pueden estar más interesados en adquirir un cliente para sus servicios legales — no pueden vivir de consultas gratuitas — por lo que su asesoría puede ser parcial y orientada a concretar la venta. Debido a que nos pagan por la consulta, somos capaces de dar un asesoramiento objetivo — asesoramiento en su interés, no el interés del abogado.
  • ¿Con quién no trabajarán?

    No trabajaremos con alguien si es de nuestro conocimiento o tenemos razones para sospechar que no tiene derecho al beneficio de visado que pretende tramitar. Por ejemplo, si un ciudadano estadounidense trata de traer a los Estados Unidos a su novia con una visa de turista con la intención de casarse con ella a su llegada y luego ajustar su calidad migratoria, nos negaremos a ayudar. Para las mujeres que buscan obtener una visa de turista bajo pretextos falsos con el fin de dar a luz en los EE. UU., tampoco proporcionaremos servicios de asesoría ni de representación.
  • Además de la cuota de consulta, ¿qué otros gastos habrá?

    A menudo, durante la consulta somos capaces de dar a un cliente las herramientas necesarias para resolver el problema por su cuenta y no se necesita más representación, pero si esta fuese necesaria, entonces se cotizará una tarifa basada en las circunstancias individuales del caso. No nos interesa simplemente cobrar una tarifa: nuestros acuerdos de honorarios reflejan esto al diferir los honorarios que se pagarán hasta mostrar resultados.
  • ¿Cuánto tiempo se tardan en resolver un problema de visado?

    La gran mayoría de los problemas de visado pueden resolverse rápidamente, por lo general, tardamos de una semana a dos meses.
  • ¿Qué otros servicios ofrecen?

    Para obtener una lista completa de los servicios que ofrecemos, consulte nuestros otros sitios en bridgewest.com y e-b-5.com.