Panorama General

Casos Complejos de Visas: Inadmisibilidad, Exenciones, Libertad Condicional Humanitaria

Un funcionario, ya sea de USCIS o consular, puede hallar a un individuo inadmisible a los EE. UU., o puede haber una situación en la que no hay una solución adecuada de visado, pero donde existen razones humanitarias que justifiquen la entrada a los Estados Unidos. Las conclusiones de inelegibilidad se dividen en una amplia variedad de clases, las más destacadas son los hallazgos de tergiversación o fraude; criminales; y de estancias mayores a las autorizadas en las visas. Las consecuencias de estos hallazgos pueden ser graves.

En el caso de una tergiversación, a una persona se le puede prohibir la entrada a los Estados Unidos de manera permanente por una tergiversación material hecha durante el proceso de solicitud de visa. El exceder la estadía permitida durante las visitas autorizadas a los Estados Unidos pueden significar la imposición de una prohibición de 3 o de 10 años, dependiendo del tiempo que haya durado la estancia no autorizada. Por lo tanto, es imperativo que el interesado sea sincero, escudriñador y diligente durante todo el proceso de solicitud de visa y mientras esté en los Estados Unidos.

Si hay situaciones emergentes y una persona no puede obtener una visa, entonces una solicitud de libertad condicional humanitaria puede ser justificada.

¿Cuál es el primer paso para manejar una declaración de inadmisibilidad de visado?

Es imperativo entender la razón para tal declaración. A menudo, los oficiales llegan a tal conclusión, pero no iluminan ni revelan los hechos en los que se basan para la declaración. Es necesario acercarse directamente a ese oficial o a su superior, o a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información, para obtener el motivo para la declaración así como cualquier documentación subyacente que la apoye o la contradiga. Una vez que esto se haga, se puede formular una estrategia para encarar la declaración.

¿Qué se hace entonces?

  1. Se puede recusar la declaración. Si usted cree que hay motivos legítimos para impugnar las conclusiones del funcionario, se puede presentar una apelación o una solicitud de reconsideración a ese oficial o a su supervisor o al órgano administrativo o judicial apropiado. Los oficiales cometen errores, pueden ser inexpertos y están sujetos a restricciones de tiempo. A veces es necesario educar a un oficial.

    Por ejemplo, un funcionario encontró que un solicitante de una visa de inmigrante tenía un problema médico grave que implicaría un posible gasto de parte de los contribuyentes estadounidenses, cuando, de hecho, el problema médico del solicitante no era grave y sólo requería de un control periódico. O un funcionario que inicialmente halló falseamiento material y por lo tanto prohibió de manera permanente al individuo de los EE. UU. posteriormente reexaminó y anuló su decisión en cuanto le presentaron las pruebas que exculpaban a esa persona.

    También debe tenerse en cuenta que “las cartas anónimas ofensivas” de origen dudoso, “la culpa por asociación” o “las evidencias secretas” muchas veces son los fundamentos para estos hallazgos.

  2. Exenciones. Si la declaración es acertada, o no se sustenta la impugnación de la declaración, se dispone de exenciones de visas para inmigrantes y no inmigrantes. Las normas para la concesión de una exención para una visa de no inmigrante son relativamente generosas: el consulado considera
    1. el riesgo de que haya perjuicios para la sociedad si se admite al individuo;
    2. la gravedad de sus violaciones;
    3. la razón por la cual el extranjero está buscando ser admitido.

    Además, es necesario mostrar la intención del solicitante de no ser inmigrante: que regresará a su país después de una breve visita a los Estados Unidos. El otorgamiento de una exención de visa de inmigrante es mucho más limitado: se le puede otorgar al cónyuge, hijo o hija de un ciudadano o residente permanente de los EE. UU. en caso de ciertas inelegibilidades siempre y cuando se pueda demostrar que habría dificultades extremas para la persona estadounidense interesada. Este es un estándar difícil de satisfacer.

  3. Libertad Condicional Humanitaria. Puede ser una opción apropiada si hay
    1. una razón por la cual una persona no puede obtener una visa;
    2. hay circunstancias médicas emergentes o humanitarias que justifican permitirle al individuo ingresar a los EE. UU.

Por ejemplo, a un niño que fue separado de sus padres inmigrantes y que no era elegible para una visa de lotería de diversidad debido a la expiración del programa se le concedió la libertad condicional humanitaria. A otra niña que fue separada de sus padres debido a un tecnicismo burocrático y a un asesor legal incompetente, se le concedió la libertad condicional humanitaria. Para obtener más información acerca de la Libertad Condicional Humanitaria y cómo podemos servirle, por favor vea este enlace.